Mi casa

Mi casa
© Héctor Garrido

lunes, 9 de diciembre de 2019

FLANNERY O' CONNOR


Flannery-O'Connor 1947.jpgPersonajes que aparentan ser inocentes pero que en unos pocos movimientos revelan su verdadera naturaleza retorcida y malvada. Gente perversa. Vendedores de Biblias que esconden una petaca de whisky y naipes en  una Biblia hueca y encima le quitan una pierna artificial a una joven, intentan violarla y al final le roban la pierna y la dejan abandonada en un granero. Asesinos, vagabundos malditos, niños incendiarios, mujeres que desde la ventana de la cocina observan todo, impotentes, rumiando el modo de  vencer el miedo y vengarse. Pero al final pierden.
Ese es el mundo de los cuentos de Flannery O' Connor, que nació en Savannah, Georgia, en 1925, y falleció a los 39 años, en 1964. Vivió casi siempre en el campo, aquejada desde 1951 de una grave enfermedad de la sangre que la llevó a usar muletas. Escribió dos novelas y 31 cuentos en esa breve vida, además de criar pavos en su granja.
Sus Cuentos completos fueron publicados en 1971 por Farrar Straus and Giroux, en New York, y en español en 2005, por Lumen. Son perturbadores. Me recuerdan las atmósfera de pobreza eterna y retorcimientos de Faulkner, Carson Mc Cullers, Sherwood Anderson y Erskine Caldwell. Todos en el campo. No son escritores urbanos sino de gente que vive en granjas o en pueblos pequeños y anodinos, en el sur de Estados Unidos, donde hay negros que hasta pocos  años atrás fueron esclavos (o sus padres y abuelos) y caminan silenciosos, trabajan, sudan, y funcionan como elementos imprescindibles en la atmósfera de cada historia. Gente marcada por la pobreza y las rutinas diarias. Personajes de los que no podemos esperar nada bueno porque nacen marcados por Dios para sufrir y retorcerse. Atmósfera cerrada y sórdida, dura y sin salida posible. Cada cuento es una trampa perfecta, terrible, oscura.
No hay lluvia que aplaque el polvo. No hay flores. No hay pájaros que canten en los árboles, no hay crepúsculos hermosos. No hay color. Todo es gris y negro. No hay una limonada fría a la hora de más sol y calor.
Sólo tenemos delante patios y caminos polvorientos, silencio, extraños que llegan con malas y solapadas intenciones, niños mudos o con retraso mental, viejos agotados. Un poco deprimente, como fue la vida de la autora.
No obstante, merece la pena leerlos porque fue una gran escritora. Yo los leo en pequeñas dosis. Y además, pongo distancia. Dejo un espacio vacío entre esa atmósfera y yo. No hay otro modo.

11 comentarios:

  1. Gracias por la recomendación Pedro Juan, hay momentos para la poesía como hay momentos para boxear, perdón, ya me fui al carajo...

    ResponderEliminar
  2. Hola Pedro Juan conoces si hay alguna edición cubana de sus cuentos...Saludos y gracias por tus artículos tan reveladores, ya necesarios para mí

    ResponderEliminar
  3. Tercer comentario (corriendo el riesgo que tampoco suba) Gracias por el artículo. Por cierto, alguna vez al menos nos lees?

    ResponderEliminar
  4. Si que nos lee parce, lo que tu tienes que hacer es leer todo el blog de Pedro Juan y toda la obra de Pedro Juan y te vas a dar cuenta de lo que opina al respecto sobre contestar a quienes siguen sus peripecias.

    ResponderEliminar
  5. Pedro Juan, disculpa que te suene un poco forzado. Desde la admiración que te profeso, el próximo cuando saldrá a la luz...

    ResponderEliminar
  6. Strange "water hack" burns 2lbs overnight

    Well over 160 thousand women and men are using a easy and SECRET "liquid hack" to lose 1-2 lbs each night in their sleep.

    It is easy and works with everybody.

    Here are the easy steps for this hack:

    1) Get a clear glass and fill it up half glass

    2) Now follow this crazy HACK

    you'll be 1-2 lbs lighter the very next day!

    ResponderEliminar
  7. Seria un gran placer hablar con usted Pedro Juan. Usted es mi escritor favorito. Lo admiro mucho. Benjamín, un escritor joven de Inglaterra.

    ResponderEliminar
  8. Pedro!!!!!!! Aunque no existiera esa obra quien no moriria por leerla. Esto en si es un poema!!!!

    ResponderEliminar
  9. Saludos Pedro he leído varios de tus libros y la verdad me siento identificado.. saludos desde Uruguay muy WhatsApp es +598 97538345

    ResponderEliminar
  10. Hola Perro Juan, no se que tal llevarás tanta admiración en los días que corren. ¿Tú crees que la verdad importa? Que tiene que ver con la literatura, o que son términos contradictorios. O dejando a un lado la literatura, ¿no tiene que ver la escritura con la búsqueda de la verdad? Sí, porque es un ámbito donde se puede producir la búsqueda. Hace mucho que no te leo, francamente no estoy para determinadas honestidades. El final del rey de la Habana se me hizo muy violento y aún me quedan recuerdos. Y lo del sexo etc. Al final no vale para nada. Ahora recordando Cuba, que nunca he estado ni estaré, veo que Cuba se la debo a tu escritura. Es muy física, se experimenta casi físicamente. Sobre todo en el aspecto social y rural. Tuve varios sueños, andaban con carretas por el campo, me surge ahora un recuerdo. Pero luego todo esta bañado en nihilismo, en post modernismo, en una mentalidad que nos invade desde exterior, desde fuera a dentro y de dentro afuera. Y ya, bueno, me voy despidiendo. Me quedé solo a los 43. Pero encontré a Dios. Me ha ido bien con la literatura. O con la escritura. En un tiempo pensé en "ser" escritor, pero eso es de puertas para afuera. Para que lo vea la gente y poder ser algo, y así disfrutar de esa posición. A la gente le importa eso mucho más que la verdad. A mi no me interesaba, pero entender, llegar a comprender la propia vida, creo que es más importante. Del mundo se tiene una poderosa noción que toma cuerpo en la juventud y creemos que es verdadera, pero esa impresión es la que ese mismo mundo pretende darnos. Eso te deja en un callejón sin salida, dibujado por nuestras propias conclusiones. Resumiendo, al final encontré a Dios, y me arrepentí de mi vida. Arrepentimiento en griego quiere decir algo como un cambio de mente. Bueno, este mundo no enseña a admitir errores sino a afirmarnos en ellos, se borra el mismo concepto de error. Espero que comprendas que porque unos tipos poderosos y arrogantes digan venir en el nombre de Cristo, eso no implica que sean sinceros, más bien se trata de mancillar su nombre. Y en base a la imagen que nos dan las instituciones llegamos a las conclusiones que se espera de nosotros.
    Mis mejores deseos Pedro a ti y tus allegados.

    ResponderEliminar