Mi casa

Mi casa
© Héctor Garrido

miércoles, 9 de septiembre de 2015

FLAMENCO Y HAMBURGUESAS

Era un proyecto  experimental y apasionante. Montamos un performance de 45 minutos para presentarlo en una Bienal de Poesía Visual y Experimental en Ciudad México. Lorna Burdsall era la directora del grupo. Era en La Habana, a principios de 1990. Ninguno de nosotros -nadie- imaginaba la hecatombe que se precipitaría sobre Cuba a partir de 1991. La peor crisis de toda su historia. Por suerte no poseemos la capacidad de anticiparnos. Estupendo vivir al día. 
Los ensayos los hacíamos en casa de Lorna, cerca del Johnny Dream, en la ribera del río Almendares. Eramos apenas cuatro bailarines y un músico. Yo bailaba también y se usaban algunos textos míos. El músico, aunque era un gran pianista,  se situaba en un rincón del escenario y hacía música aleatoria, por tanto siempre cambiaba. A mí me gustaba aquello y me le unía. De aquellos dúos salía algo que podía recordar a John Cage en sus momentos más alegres y menos silenciosos.
Lorna había sido esposa del comandante Manuel Piñeiro, Barbarroja, y, discretamente, tenía relaciones insospechadas. Eso le permitió darnos una sorpresa inolvidable. Ya habíamos entrado en la fase final de montaje. Habíamos desarrollado varios ensayos generales y salieron bien. 45 minutos sin interrupciones y bien fluido. Nos citó para otro ensayo general. Lo preparamos todo, pero Lorna no daba la orden de empezar.  Al fin a eso de las diez de la noche tocaron a la puerta. Y entró Antonio Gades. ¡¡¡Ufff!!! ¡¡¡Gades en persona!!! Sonriente. Con ese aplomo y soltura muy relajada que siempre desprenden los grandes bailarines hombres. Las mujeres bailarinas tienen un aura muy diferente. Nos saludó cortésmente y se sentó. Hicimos el ensayo para él. Primera vez que teníamos público. Fue un jugada genial de Lorna. Una prueba de fuego.
Terminamos y, como niños anhelantes, rodeamos a Gades. Su criterio era esencial. "Está muy bien. Muy interesante" Y agregó alguna otra cortesía de circunstancias que ahora no recuerdo. Claro. Han pasado 25 años y ahora comprendo que a él lo que más le interesaba y de lo que sabía era del flamenco. No la danza moderna. Lógico. Entonces nos relajamos. Lorna sacó botellas de whisky y platillos para picotear y nos pusimos a hablar hasta  las dos o las tres de la madrugada. Gades dijo algo que jamás he olvidado: "Cada cosa en su lugar. Yo aprendí a bailar con los gitanos. Sin proponerme nada y sin aspirar a nada. Para divertirme. Ahora voy a Nueva York, doy clases de flamenco y cuando terminamos los alumnos salen, van a una cafetería al frente del teatro a comer hamburguesas y Coca Cola. Así no. Así no funciona".
                                        *********
Yo le había hecho una larga entrevista a Lorna, que se había publicado a fines de 1989 en la revista Bohemia. La visité muchas veces y fuimos preparando el reportaje lentamente. Sin prisas. Ella había nacido en  Estados Unidos en 1928. En aquel momento tenía 61 años  y se mantenía con un físico y unas condiciones estupendas. Fue, junto con Ramiro Guerra, una pionera de la danza moderna en Cuba. Había estudiado en NYC con los grandes: Martha Graham, José Limón, Anthony Tudor, etc. En La Habana fundó en 1959 el Departamento de Danza Moderna del Teatro Nacional de Cuba y en 1965 la Escuela Nacional de Danza. Lo cual fue esencial para abrir el panorama de la danza en Cuba, dominado totalmente hasta ese momento por el ballet clásico, es decir, el Ballet Nacional de Cuba, dirigido por Alicia Alonso.
Lorna fue la bailarina perfecta de danza moderna. Experimental, innovadora, sin miedo alguno a todo lo nuevo, con un espíritu joven hasta el último día de su vida. Hoy existen numerosos grupos de danza moderna situados en primera línea y muy reconocidos internacionalmente. Pero todo comenzó en aquellos años en que Lorna Burdsall y Ramiro Guerra eran jóvenes y se lanzaron adelante.

6 comentarios:

  1. El flamenco es algo muy grande y espiritual, incompatible del todo con coca cola y hamburguesas. Un buen flamenco se acuesta casi de día, come un cocido gitano y se echa la siesta y luego... mambo

    ResponderEliminar
  2. Buenas tardes Pedro Juan. Existe alguna forma de comunicarse con ud para una entrevista? por favor me podria escribir a julia.galiano@gmail.com con su correo y le puedo mandar mas detalles del proyecto.
    Gracias de antemano.
    Julia Galiano

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Pedrito! Quiero que sepas que eres mi héroe en la literatura. Tengo todos sus libros traducidos al portugués. Yo vivo en la ciudad de Porto Alegre, capital del estado de Rio Grande do Sul - Brasil. Estoy muy contento de saber que tendrá una película basada en el Rey de La Habana y sobre todo que lanzó un nuevo libro. Mi voluntad era escribir más y más, pero no quiero parecer uno fan insoportable. Viajé a Cuba gracias a sus libros. Un gran abrazo y espero que vuelvas a Brasil tan pronto como sea posible.

    Site: www.jimcarbonera.com

    ResponderEliminar
  5. Pedro , que maravilla saber de ti ! Hemos leído todos tus libros y hemos viajado a tu país tres veces reconociendo en los olores , en la gente , en los charcos , en la decadencia de las casas , tus palabras... Me alegro tanto saber de ti y poder leerte....

    ResponderEliminar
  6. Do you prefer Pepsi or Coke?
    ANSWER THE POLL and you could get a prepaid VISA gift card!

    ResponderEliminar